Las lecciones del sismo

Lecciones SISMO

El 19 de Septiembre de este año, se vivió uno de los momentos más angustiantes de las últimas décadas en México, no solo por que revivimos el horror de la destrucción derivados de los sismos (México 85) sino por que en esta ocasión los efectos fueron todavía mas reverberantes debido a las amplificaciones innecesarias de los medios sociales y el oportunismo de varias organizaciones.

Como mercadólogo no puedo dejar de pensar en las repercusiones en cuanto a comunicación y Branding se refiere, ya que este momento pudo haber sido capitalizado de una manera muy diferente, mucho más humanitaria y moralmente responsable.

A continuación les pongo una lista de 3 lecciones de Marketing y Comunicación que aprendimos (o reaprendimos) con el 19S.

1.- Como marca es importante tener una voz que se escuche, pero en ocasiones hay que saber cuando callar.

Si bien muchas marcas y organizaciones levantaron la voz para ayudar a los damnificados y organizaron esfuerzos para entregar víveres, herramientas y demás, muchos decidieron comunicarlo a los 4 vientos, de manera que la gente más crítica termino desvirtuando dichos esfuerzos, el hashtag #fuerzamexico fue tomando impulso y muchas marcas quisieron subirse al tren, desde mi muy particular punto de vista creo que los profesionales de Marketing debieron pensar un poco más la estrategia en como obtener visibilidad en medio del caos, ya que en el afán de hacer visibles las acciones de ayuda terminaron inundando el mercado de mensajes añadiendo ruido a un momento de por si difícil desde el punto de vista de comunicación. Mi recomendación en este caso sería que así como es buena idea tener una mochila de emergencia deberíamos de tener un plan en caso de emergencia para nuestras marcas, y sobre todo evaluar cuando la voz de nuestra marca debiera callar.

2.- Los medios tradicionales fallaron, los medios sociales sacaron adelante la situación, pero no todo es miel sobre hojuelas.

Una niña atrapada que jamás existió, personas pidiendo ayuda en lugares donde no había derrumbes, centros de acopio apócrifos, retenes deteniendo ayuda, etc. Todos estos fenómenos ocurrieron en un ambiente de caos, donde las fuentes de comunicación lejos de ayudar entorpecieron las cosas, la iniciativa de la gente ayudo más al final que toda la cobertura de medios tanto tradicionales como sociales.

Al igual que las voces de las marcas, las voces de los medios se peleaban por tener protagonismo en medio del desastre, esto ocasionó que personas; algunas con buenas intenciones y otras con intenciones dudables, decidieran vivir sus 5 minutos de fama y lanzaran mensajes sin fundamento.

Al final la recomendación es tener un solo medio de comunicación, que pueda ser corroborado por un buen número de personas de manera independiente, puede ser una aplicación que tenga como objetivo filtrar dichos intentos por desestabilizar mas la situación.

3.- Los centros de acopio apócrifos y la ausencia del gobierno

No es nuevo para nadie el hecho de que hubo varios oportunistas entre ellos algunos actores del gobierno de diferentes estados, apoyos que luego fueron vendidos, o secuestrados en camino a los lugares donde mas se necesitaba.

El gobierno pidió ayuda para los damnificados, haciendo colectas, donaciones, etc, cuando se supone que existe un fondo para la recuperación de desastres (FONDEN). Si bien el fondo es grande, como la destrucción fue tan amplia y afectó a tantos estados los recursos son insuficientes pero el gobierno debería de analizar la manera en como fondear dichos recursos, a través de deuda o ayuda humanitaria.

Vale la pena pensar en que la próxima vez que suceda un desastre, la ayuda se canalice a través de organismos internacionales o a través de terceros imparciales como la Cruz Roja, la OMS, etc, de manera que los gobiernos corruptos no pongan manos en esos recursos y que los oportunistas no tengan oportunidad de aprovechar la situación.

Al final, los que sacaron a México adelante fueron sus habitantes, no el gobierno, mucha ayuda llego del extranjero pero al final la organización salió de sus habitantes, esto nos demuestra que somos un pueblo fuerte y de grandes convicciones, no hay que olvidarlo la próxima vez que nos enfrentemos a un problema. TENEMOS EL PODER DE CAMBIAR AL PAÍS, SOLO HAY QUE PROPONERNOSLO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s